viernes, 15 de junio de 2018

Personal Investigador de Subvenciones.

Recientemente la dirección de Indra ha lanzado una campaña con el nombre "Personal Investigador". Esta campaña consiste en enviar un correo electrónico a ciertos grupos de trabajadores, indicándoles que ahora se les considera "Personal Investigador", y que por ello, la empresa se beneficiará de unas bonificaciones en los pagos a la seguridad social. Para que esto se lleve a cabo es necesario, por parte del trabajador, facilitar evidencias que tienen que enviar a la empresa, para que esta pueda demostrar que efectivamente es "Personal Investigador".




Esto estaría bien si no fuera porque Indra se empeña en hacer las cosas con ocultismo sin contar con la RLT, sin trasparencia, cosa que evidencia que algo no se está haciendo del todo bien. Nuestras sospechas empiezan a tomar forma cuando los propios trabajadores, nos preguntan por este tema. Los propios trabajadores afectados consideran que su trabajo (la mayoría en ANS y mantenimiento de aplicaciones) no se adapta al rol de “Personal Investigador”.

Como Indra insiste en este ocultismo, desde CGT, instamos a la empresa a que nos explique en qué consisten estás subvenciones, cual es el personal afectado y las consecuencias que podría tener para los trabajadores.



Esta es la respuesta de la empresa:



Esto, nos tranquiliza bastante. No os preocupéis, las evidencias que tendrán que enviar los trabajadores, serán evaluadas por una empresa externa especialista en el tema (empresa externa pagada por Indra), y después el proceso tendrá como último filtro, el ministerio correspondiente que evaluará si efectivamente el trabajador puede ser considerado como "Personal Investigador", (la SEPI, es el mayor accionista de Indra). Todo normal.

Pero, si las explicaciones de Indra no nos dejan muy tranquilos del todo, ahí está UGT, para tranquilizar al personal. Ha mandado un correo a la plantilla explicando que la diferencia está en la "i" minúscula del I+D+i. Esto ya es otra cosa, pero tranquilos que UGT está vigilante: la zorra cuidando el gallinero.





Desde CGT, lo único que podemos hacer es estar pendientes de este tipo de acciones. Al hablar de subvenciones, en realidad estamos hablando de dinero público. Está bien que la empresa se beneficie de estas bonificaciones, pero siempre que se haga de manera legal, no con el ocultismo y la falta de trasparencia con la que actúa.



¡SI NADIE TRABAJA POR TI, QUÉ NADIE DECIDA POR TI!